Llegué a mansión embrujada que alberga múltiples tesoros, pero a su guardiana le gusta transformar a los intrusos en su harem de sirvientas, a quienes nos concederá nuestros mas retorcidos deseos.

Pequeñas cazadoras de demonios osan entrar en mis dominios, venían muy seguras y me subestimaron, y por eso pagaron.

Showing all 8 results